Noticias

La legalización cambia

Luego de haber construido en sus viviendas, legalmente adquiridas, segundos pisos o ampliaciones, sin una licencia de construcción por parte de una curaduría, 2.413 hogares recibieron de la Alcaldía de Medellín las resoluciones de reconocimientos de la edificación.

El director del Instituto Social de Vivienda y Hábitat de Medellín, Isvimed, Sergio Gaviria, explicó que con la entrega de las resoluciones, cada familia beneficiaria tendrá el insumo necesario para realizar el proceso de Reglamento de Propiedad Horizontal, la individualización de matrículas inmobiliarias y porcentaje del derecho, la valorización de la propiedad en términos comerciales, la habilitación de los predios reconocidos para acceder a las conexiones de acueducto y alcantarillado de manera legal y la actualización de la nomenclatura en el respectivo predio.

Pueden negociar las casas
Otros beneficios que tendrán estos propietarios, que son legítimos dueños con sus respectivas escrituras, es que pueden vender, permutar, hipotecar y dejar el inmueble o la ampliación en herencia a sus hijos.

La Alcaldía invirtió en este proyecto, en los recursos logísticos y gastos de curaduría, 600 millones de pesos, para un costo aproximado de cada trámite de 800 mil pesos.

Las familias que accedieron a este reconocimiento fueron de los estratos 1, 2 y 3. Se exceptuaron, por disposiciones incluidas en el Plan de Ordenamiento Territorial, las que están en zonas de alto riesgo, en retiros de quebradas o cercanas al cableado eléctrico y las casas tenían que ser de un piso y máximo dos y no tener locales de comercio.

El director del Departamento Administrativo de Planeación de Medellín, César Hernández, opinó que otro beneficio de este reconocimiento es que al ganar precio las casas permiten una mayor capacidad de crédito.

Aseveró que esta es una amnistía en la que el Municipio hizo, sin costo, el acompañamiento técnico, jurídico y económico. Además se incluyó el levantamiento de los respectivos planos.

Jesús Aníbal Echeverri, presidente del Concejo de Medellín, manifestó que uno de los más beneficiados con el proyecto fue el sector conocido como Medellín sin tugurios, donde hubo legalización de casas, pero no habían podido realizar los desenglobes de los segundos pisos y las adiciones que realizaron.

Wberney Zabala, presidente de la acción comunal de este sector del oriente de Medellín anotó que unas 100 familias se favorecieron con este programa.

Explicó que el sector se llamaba Medellín sin Tugurios y eran 443 casas de 6 metros de frente por 12 de fondo, donadas por el extinto jefe del cartel de Medellín, pero las dio sin papeles, por lo que la Alcaldía y el Gobierno Nacional les ha ido entregando escrituras. Pero, para acabar de ajustar, el barrio tiene hoy más de 5.000 unidades habitacionales, porque les hicieron segundos, terceros pisos y reformas y no habían podido desenglobar.

Ana Cecilia Rodríguez, habitante del barrio El Compromiso, del sector de Santo Domingo Savio, reconoció que hace dos años le entregó el aire de la casa a su hijo quien levantó allí su vivienda y no ha podido desenglobarla para que le llegue aparte el impuesto predial y le conecten el agua y, por eso, le hubiera gustado que la hubieran tenido en cuenta en esta entrega de legalizaciones.

Voceros del instituto informaron que esperan para finales del año hacer una nueva entrega de resoluciones de legalizaciones de construcciones para cubrir la totalidad de las comunas de la ciudad.

Fuente